English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

16 may. 2010

Belén Esteban y la apología de la ignorancia

Está claro que una de las claves para motivar al alumno es conectar con lo que sabe y con lo que va a necesitar, el aprendizaje significativo y todo eso que en la teoría conocemos tan bien. Pero que podemos hacer cuando:

  • El alumno manifiesta claramente que un tema puede ser interesante , pero le importa tres narices y además te pone ejemplos de gente que está aparentemente triunfando manifestando su desconocimiento
  • Una persona se muestra orgullosa de su ignorancia


Realmente no es fácil dar una respuesta, me parece triste esa apología de la ignorancia que ultimamente vemos cada vez más a menudo en los medios de comunicación y que se está trasladando a la sociedad, como esa miss que después de fallar, en mas de trescientos años la fecha de la llegada de Colon a América, contesto que era un conocimiento irrelevante.

Si os interesa el tema, os recomiendo el siguiente post que he leído en quedateadormir y que me parece muy recomendable para docentes, padres y alumnos, espero vuestros comentarios.


El síndrome Belén Esteban

Como profesora, las preguntas de los alumnos que más me cuesta responder convincentemente son sobre porqué hay que estudiar cosas que a ellos les parecen inútiles o absurdas, como la Historia o la Geografía. Yo tengo claro qué me aportan a mí, pero de todas las razones que hay para estudiar estas cosas, yo les hago hincapié en lo necesarias que son estas disciplinas para comprender el mundo en el que viven: las coordenadas de espacio y tiempo, que al fin y al cabo son las que tratan la Geografía y la Historia, nos ayudan a conocer el sitio que ocupamos en el mundo y a comprender de dónde vienen todas nuestras realidades. Que todo eso les puede parecer ajeno y absurdo, pero que muchas de las cosas que estudian tienen que ver con su vida real y que, quieran o no, les afectan.

Por ejemplo, ¿quieres saber por qué tienes a tu lado a un compañero que viene de Ecuador? ¿por qué habla el mismo idioma que tú? ¿quieres entender por qué un señor, por nacer con el apellido Borbón, va a ser "rey" y el Estado Español le va a dar mucha pasta (que vendrá de los impuestos que tú pagues de mayor)? ¿por qué lo que digan unos señores europeos en Bruselas va a repercutir - y mucho - en tu vida? Todo eso es geografía. Todo eso es Historia.

Algunos entienden qué quiero decir, otros no. Yo no llevo mal las preguntas, las protestas... son críos. Es normal. Donde me desarman del todo y me dejan sin respuestas es cuando me dicen que todo eso les da igual. Que para qué quieren saber dónde está Marruecos, si no van a ir nunca. Para qué conocer el tipo de elecciones que hay en España, si ellos no tienen la intención de votar jamás. Que les resbala que haya una guerra en Irak, que media África se esté muriendo de hambre o que la Unión Europea diga "bla". Si ni siquiera les interesa eso, imaginaos lo complicado que me resulta hacer que se interesen por lo que hacían señores de hace cinco siglos, por muy apasionante que yo intente pintarlo.

Y, Lo que llevo peor con diferencia, es esa actitud de orgullo con el que exhiben su ignorancia y su cortedad de miras. Esa actitud de "no sirve para nada, no me interesa. Eso que cuentas y a lo que dedicas tu vida es una mierda. Yo quiero jugar a la Play/ irme de compras al Centro Comercial y ya". La tienen conmigo, que enseño Historia, pero también que los profes de lengua, de biología, de matemáticas. El desprecio por los libros, por el Arte, por la Cultura, por las Ciencias... no es algo tan raro, y puede conmigo.


Articulo completo en quedateadormir




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...