English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

23 de dic. de 2009

Cómo hacer un proyecto. De formación, social, etc.



¿Qué es un proyecto?

Podríamos definir un proyecto como el trayecto que recorremos desde que queremos llevar a la práctica una idea, hasta que la damos por terminada y evaluada.

Sería como el mapa que nos indica cómo llegar a nuestro destino. Aunque el plano no nos lleva en sí mismo, es indispensable contar con uno si queremos llegar a un sitio que no conocemos. Lo podemos enseñar a otros que nos indican mejores caminos, atajos, problemas, etc.

El realizar un proyecto nos ayuda a planificar, a pensar en lo que vamos a realizar y en cómo nos planteamos conseguir esa idea que tenemos.
Si estáis pensando en realizar un proyecto, ya sea de formación, para dar respuesta a una necesidad de formación que hayáis detectado, un proyecto social, para cubrir una necesidad social que no se este cubriendo, o cualquier otro proyecto, los siguientes consejos, seguro que os son de utilidad.


Todo proyecto consta de una serie de fases, en cada una de ellas deberemos responder a una serie de preguntas.

1.-Análisis de necesidades
¿Sobre qué problemática específica va a actuar el programa a diseñar?¿Quienes van a ser los destinatarios y las destinatarias?
2.-Justificación ¿Porqué creemos que es necesario este proyecto?
3.-Objetivos ¿Qué queremos conseguir?
4.-Contenidos ¿Qué queremos transmitir?
5.-Metodología
¿Cómo lo vamos a hacer?
6.-Temporización
¿Cuándo vamos a llevar a cabo el proyecto?¿Cuánto tiempo necesitaremos para su desarrollo?
7.-Recursos
¿Qué vamos a necesitar?
8.-Evaluación ¿Se han conseguido nuestras metas? ¿Cómo podemos mejorarlo?
9.-Difusión
¿Cómo lo vamos a difundir?
10.-Presupuesto ¿Cuánto nos va a costar?

1.-Análisis y diagnostico de necesidades
¿Sobre qué problemática específica va a actuar el programa a diseñar?
¿Quienes van a ser los destinatarios y las destinatarias?

Este paso previo a cualquier diseño es totalmente necesario. La evaluación de la realidad nos permitirá conocer en profundidad el tema sobre el que vamos a basar nuestro programa y lo más importante las necesidades, intereses, y demás características del grupo al que va dirigido.

Debe contener:
- Identificación del Problema
Hay que fijar las prioridades según las necesidades de la comunidad. En algún momento, ciertos temas tendrán que escogerse por encima de otros.

- Identificación de necesidades, intereses, recursos y posibilidades de los destinatarios y las destinatarias.

La detección de necesidades implica analizar la realidad donde se va a actuar, con el fin de elaborar los programas de acción en función de las características propias del ámbito en el que se aplican. Este punto es esencial para no plantearse metas inalcanzables.

Debemos investigar sobre aquellos recursos (servicios, instituciones, medios materiales, personas con capacidades desarrolladas en determinadas áreas) que nos indican como son los destinatarios y las destinatarias y por tanto, nos ayudan a entender su realidad, pero además nos proporcionan datos importantes sobre qué medios humanos y materiales existen para poner en marcha el programa.

Por último, hay que analizar las posibilidades, es decir, las potencialidades que tiene ese grupo o colectivo.

2.-Justificación
¿Por qué creemos que es necesario el proyecto?

Se trata de establecer por qué se ha de desarrollar este programa, en qué datos nos
basamos para pensar que debemos iniciar una acción y qué ventajas supondría sobre la situación actual

La justificación deberá contener datos sintéticos acerca de:

• Descripción de la situación de partida.

• La finalidad última del proyecto.

• Las bases del proyecto: recursos y posibilidades del mismo.

• Las limitaciones con las que puede encontrarse.

• El punto de vista del personal técnico, de la comunidad y del grupo político.

• Y si la situación lo requiere: Marco legislativo en el que se apoya y Marco teórico
(participación, solidaridad, intercambio, etc).

3.-Objetivos
¿Qué queremos conseguir?

Los objetivos deben entenderse como guías que orientan el proceso y hacia las cuales hay que orientar la marcha del mismo.

Con los objetivos concretamos qué queremos hacer, qué cambios queremos lograr respecto a la situación de partida, a dónde queremos llegar, y cuál queremos que sea la situación (sobre el colectivo con el que se va a trabajar) cuando el proyecto haya llegado a su fin.

Debemos describir:

• Objetivos generales: Indican qué se quiere conseguir con este programa o proyecto. Necesitarán de varias acciones para conseguirlos.

• Objetivos específicos: Nos indican qué vamos a conseguir a pequeña escala con las actividades propuestas, o con el grupo en cuestión. Deben ser medibles, y conviene que no sean muy ambiciosos para que se puedan alcanzar. Son concretos y vendrán
determinados por la actividad propuesta.

4.-Contenidos
¿Qué queremos transmitir?

Los contenidos constituyen el eje sobre el que se centrará nuestra programación, entendiendo como contenidos no sólo lo referente a conceptos, sino también a procedimientos y actitudes.

Conceptuales o teóricos: referentes a conceptos, qué son las cosas.

Procedimentales o prácticos: referente a procedimientos, cómo se hace.

Actitudinales o relacionados con la profesionalidad: referentes a actitudes, valores.

5.-Metodología ¿Cómo lo vamos a hacer?

En este apartado tendremos que determinar por un lado el tipo de actividades que realizaremos, y por otro las técnicas que utilizaremos a lo largo del proceso.

6.-Temporización ¿Cuándo vamos a llevar a cabo el proyecto?
¿Cuánto tiempo necesitaremos para su desarrollo?


Se trata de establecer el tiempo que vamos a emplear en el desarrollo de cada programa o actividad y la fecha o época en la que se llevará a cabo. Es muy importante estimar la duración y las fechas en las que se realizarán las actividades propuestas.

7.-Recursos ¿Qué vamos a necesitar?

Una vez decidido todo lo anterior hay que concretar qué recursos se necesitarán. Es un momento importante ya que una mala previsión puede provocar que el proyecto fracase.

Se deberán tener en cuenta:
_ Recursos humanos: Se trata del equipo técnico. Éste variará en función de las
necesidades del programa, y hay que tener en cuenta todos los aspectos. Coordinador-a,técnicos, personal de apoyo etc.
_ Recursos materiales:
- Infraestructuras: aulas, alojamiento, etc.
- Material no fungible: Hace referencia a todo lo que se necesita para el desarrollo del proyecto y que no es perecedero, al menos a corto plazo. Sillas, mesas, ordenadores, etc.
- Material Fungible: Se refiere a todo el material que se va a consumir durante el proyecto.

Conviene que esté bien calculado, un proyecto no es mejor porque use más material, lo que interesa es que el uso del material sea optimizado. No debemos olvidar que la coherencia es un aspecto fundamental cuando estemos desarrollando un proyecto.

8.-Evaluación ¿Se han conseguido nuestras metas? ¿Cómo podemos mejorarlo?

Entendemos por evaluación toda aquella acción sistemática y continuada encaminada a recoger información acerca del éxito de un programa, la satisfacción de los y las destinatarios, la adecuación de los recursos a los tiempos, así como la valoración del papel desempeñado por los ejecutores lo largo de la actividad.

La evaluación es una parte fundamental en el proceso.
Por esto podríamos distinguir tres momentos diferentes en la aplicación de la evaluación:

Evaluación Inicial
Evaluación de Proceso
Evaluación posterior a la actividad

9.-Difusión ¿Cómo lo vamos a difundir?

La difusión es una parte de todo proyecto que no debe ser olvidada. Se trata de dar a conocer lo que hacemos más allá de las personas a las que va enfocado directamente nuestro programa. La difusión nos permite el intercambio de
información y experiencias, la mejora de programas, la captación de nuevas personas dispuestas a colaborar o, incluso nuevos encargos de trabajo.

A modo de resumen, planteamos las cuestiones fundamentales que deberíamos responder al plantearnos un proceso de difusión:

Qué decir.
A quién decirlo.
Cómo decirlo.

10.-Presupuesto ¿Cuánto nos va a costar?

En el deben constar los recursos humanos, describiendo el equipo técnico necesario, también deben figurar los recursos materiales y las infraestructuras que necesitaremos, pensando si es posible alquilar, comprar o conseguir que están sean prestadas.
Debemos detallar el material fungible y el no fungible.

Se consignaran el el proyecto, en el capítulo otros gastos, el resto de gastos: de transporte,de comida, regalos, de difusión y de evaluación
Hay que contar con un seguro y por supuesto reservaremos, al menos un
10% para posibles imprevistos, que siempre aparecen.

Por último calcularemos el coste total del proyecto incluyendo las aportaciones de otras entidades y ahora ya sólo nos queda anotar la cantidad que se solicita.

Espero que estos consejos os hayan sido de utilidad y suerte con vuestro proyecto, espero vuestras respuestas.


3 comentarios:

Vitnik dijo...

Es muy claro el artículo y es de mucha utilidad, quisiera preguntar si este plan de proyectos lo puedo usar para emprendimientos de pequeñas empresas y si hay algún tipo de software que me permita hacerlo en la computadora.

cepillo dijo...

Muchas graciaspor el aporte. La verdad que me viene muy bien esta información en este momento

ramin tovfigh dijo...

Es muy claro el desarrollo de la explicación de lo que sería un proyecto y de la manera de llevarlo a cabo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...