English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

4 feb. 2010

Críticas de una estudiante al Máster en Formación del Profesorado

A todos nos parece obvio, que para completar su formación, un piloto tenga que realizar un número de horas de vuelo, o que un/a medico tenga que realizar prácticas, antes de ejercer. Por eso, no entendia que para ejercer como profesor/a bastara el obsoleto CAP 
(Certificado de Aptitud Pedagógica), consistente en un temario muy fácil ( nada relacionado con la realidad de las aulas) y unas prácticas de muy pocas horas.


La sociedad cambia y hace falta un reciclaje del docente, fenómenos como la inclusión de las nuevas tecnologias, la interculturalidad,  los diferentes estilos de aprendizaje, hacen necesaria, una formación nueva ante nuevas realidades.

Por eso, pensaba que el Máster en Formación del Profesorado, podía ser una buena idea, ( dejando a un lado su duración, su precio, el Plan Bolonia, etc) que proporcionaría al futuro docente, herramientas útiles para el desempeño de su profesión, así como una experiencia práctica, pero en los últimos días estoy escuchando críticas al funcionamiento de este Master, entre ellas está carta publicada en el diario Público, por  Olga Aguado y que reproduzco a continuación.

Mi intención con esta carta es sencilla: denunciar la situación en la que nos encontramos los alumnos del Máster en Formación del Profesorado de la Universidad Complutense de Madrid. El polémico Plan Bolonia exigía terminar con el CAP (Curso de Adaptación del Profesorado) y elaborar un nuevo curso con categoría de máster para formar a los profesores de Secundaria. Pues bien, no sé si han sido las prisas o la presión del Ministerio de Educación, pero el máster está resultando ser una verdadera pesadilla para los alumnos. Todos los días nos llevamos nuevas desilusiones, como un constante goteo que, tarde o temprano, acabará llenando el vaso.
La asignación de plazas para realizar las prácticas en los institutos fue lo más parecido a una tómbola. Algunos (entre los que me incluyo) no sabíamos a qué instituto teníamos que ir a sólo un día de empezar la primera semana de prácticas.
A un mes de terminar las clases, no sabemos quién va a ser nuestro tutor para guiarnos en el proyecto final. La descoordinación entre los profesores es brutal. Y todavía hay mucho más, ya que esto es sólo la punta del iceberg.
El problema es que aquí todos los organismos responsables le echan la culpa al de arriba, lavándose así las manos, después de haber pagado cada alumno 1.500 euros.
Esto, más que un máster, parece el guión de un capítulo de los Soprano.
 ¿Estás realizando el Master de Formación del Profesorado? ¿Crees que es necesario para ser docente? ¿Son suficientes los conocimientos pedagógicos adquiridos en la carrera, para ser profesor/a? ¿ Hiciste el CAP?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...