English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

23 ago. 2009

10 formas de hacer silencio en clase


Durante el transcurso de una actividad formativa, la clase puede volverse ruidosa y desordenada. En estos casos es importante recuperar la atención de los alumnos lo antes posible y con el menor gasto de energía de nuestra parte.

Presentamos a continuación 10 formas distintas de hacer silencio en la clase.

Seguir leyendo...
1. Apagar la luz por un par de segundos.

Esta acción no es ofensiva si se realiza durante un periodo muy breve.


2. Anuncio dramático.

Como por ejemplo: "Su atención por favor, su atención por favor", "Tierra llama a grupo, Tierra llama a grupo", "1, 2, 3, probando... 1, 2, 3, probando). Conviene usar un micrófono o megáfono en caso de tenerlo disponible.


3. Aplaudir.

Pedir a aquellos alumnos que estén atentos que aplaudan junto contigo. El grupo se irá acrecentando a medida que las palmas sean más numerosas.


4. Hablar en voz baja.

Sigue dictando tu clase hablando casi a nivel de murmullo. Te sorprenderá comprobar cuán rápido la clase entra en silencio.


5. Música.

Pon en voz alta música especialmente grabada de antemano (preferiblemente música tranquila y relajante).


6. Señal de silencio.

Al comenzar la clase estipula una señal que al verla los alumnos deberán callarse (dos dedos levantados, una bandera de color, etc).


7. Objeto sonoro.

Una campana, un timbre de recepción de hotel, un gong, un instrumento musical... cada vez que haya desorden en la clase lo haces sonar.


8. Chiste.

Prepara de antemano un cartel grande que diga "CHISTE". Los alumnos sabrán que si se callan escucharán un buen chiste (conviene contar chistes breves relacionados con ruido, desorden, gritos, etc).


9. Premios.

Entrega a los alumnos que se mantengan callados durante el desorden un premio simbólico (caramelos, condecoraciones al silencio, una flor, etc).


10. Teatralización.

Al producirse el desorden podrás sentarte poniendo ostentosamente los pies sobre el escritorio y simulando dormir, sentarte dando la espalda al público, leer el periódico o cualquier actitud humorística exagerada que demuestre que has decidido desvincularte del grupo hasta que éste se calle.


¡Cuida tu voz! ¡La peor manera de hacer callar a tus alumnos es gritando!


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...